OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione di terze parti. Se vuoi saperne di più o prestare il consenso solo ad alcuni utilizzi clicca qui. Cliccando sul pulsante OK, o continuando la navigazione effettuando un'azione di scroll, presti il consenso all'uso di tutti i cookie.

¿Quieres ser asuncionista?

Agustinos
de la Asunción




Signos de Dios n�� 18 - Promotor de las obras de misericordia

276_big.jpg

2016-04-20 - Roma

Palabras del Postulador

Para el Padre d’Alzon, la misericordia es una virtud que todo cristiano debe cultivar. Fluye de la caridad y es un aspecto esencial de todo apostolado. Queda uno admirado por la gran sensibilidad que mostraba el Padre d’Alzon por las “obras sociales” o la “cuestión obrera”, desde sus primeros años de joven sacerdote y hasta el final de su vida. Son innumerables las obras que fundó o de las que se hizo cargo en su diócesis de Nimes: escuelas para el pueblo, círculos recreativos para los jóvenes, orfanatos, colonias agrícolas, círculos obreros, círculos militares, una asociación para la divulgación de libros católicos, bibliotecas parroquiales, visitas a los pobres a domicilio, la asociación de empleadas domésticas (obra de Santa Marta), la tejeduría religiosa, la Asociación de Señoras de la Misericordia, etc. Para dar impulso a todas estas obras populares funda la Asociación de « Notre-Dame de Salut». E incluye entre sus actividades las peregrinaciones.

Sus primeros discípulos comprendieron muy bien el espíritu de debía animar esas obras y la importancia de ese apostolado para la Iglesia y la sociedad de su tiempo. Gran admiración tuvo el Padre d’Alzon por la obra fundada por el Padre Esteban Pernet, las Hermanitas de la Asunción, y su apostolado entre las familias obreras. Citamos aquí algunos extractos de sus cartas. « ¡Vayan hacia los pobres para evangelizarlos! ».

P. Julio Navarro Román, a.a.

Signos de Dios - 18