OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione di terze parti. Se vuoi saperne di più o prestare il consenso solo ad alcuni utilizzi clicca qui. Cliccando sul pulsante OK, o continuando la navigazione effettuando un'azione di scroll, presti il consenso all'uso di tutti i cookie.

¿Quieres ser asuncionista?

Agustinos
de la Asunción




Carta n. 7 a la Congregación sobre la misión

555_big.jpg

2019-10-29 - Roma

“La Iglesia peregrinante es misionera por su naturaleza, puesto que toma su origen de la misión del Hijo y del Espíritu Santo, según el designio de Dios Padre” (Ad gentes, n° 2).
 
INTRODUCCIÓN

Cuando Jesús en su caminar se cruza con personas, llama a algunos a seguirlo. Los nombra apóstoles y discípulos suyos. El Evangelio nos cuenta esos relatos de vocación. Pedro y Andrés se encuentran con el hombre de Nazaret a orillas del lago de Tiberíades. Jesús se dirige a Pedro y le dice: “Ven, sígueme”. El compañerismo con Jesús es una aventura que nos lleva por senderos no trazados, pero cuya meta es el Reino de Dios. Desde los orígenes de la vida consagrada, hombres y mujeres han vivido su compromiso con los votos de religión: pobreza, obediencia y castidad. También nosotros, todavía hoy, estamos llamados a seguir a aquel que lo dio todo por amor. “Ven, sígueme”. Jesús no cesa de interpelar a los hombres de esta época.

Ver el texto completo en documentos: cartas del Superior General