OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione di terze parti. Se vuoi saperne di più o prestare il consenso solo ad alcuni utilizzi clicca qui. Cliccando sul pulsante OK, o continuando la navigazione effettuando un'azione di scroll, presti il consenso all'uso di tutti i cookie.

¿Quieres ser asuncionista?

Agustinos
de la Asunción




Los desafíos de la mision se viven con una mirada de esperanza

429_big.jpg

2017-12-08 - Roma

CARIDAD

Sexto día.

Comenzamos la mañana definiendo el marco y las funciones del hermano que ocupara la mision de ser el primer secretario para la formación. Esta instancia de animación es pedida por el Capítulo General y el CGP. Cada uno de los provinciales propondrá algunos nombres. Los hermanos se van definiendo y toman cuerpo en la presentación de su superiores mayores. 

Los desafíos de la mision se viven con una mirada de esperanza. Nuestras comunidades y familia religiosa sigue siendo invitada para hacerse presentes en nuevas realidades.

Será tiempo ahora de vovler a repasar los puestos claves entre ellos tres prioridades:  para la formación y  para las obras movilizadoras. Posteriormente volvemos a las primeras nominaciones apostolicas. Apreciamos en la vida de nuestros hermanos la llamada de Jesús y en la internacionalidad que nos lleva de un contienente a otro. 

 Analizar la financiamiento de la formación es un trabajo que requiere una sana mutualizacion de los recursos económicos. Cada Provincia aportará no solo recursos, sino también su esfuerzo. La solidaridad interprovincial es un ejercicio de fraternidad.

La solidaridad no se expresa solo en recursos, en primer lugar son los hermanos que no dudan de seguir a quien les ha llamado, Jesús, allí donde les requiera. La obediencia se expresa generosamente cuando tomamos el arado y seguimos, siempre adelante.

Compartimos una palabra destacada que cada día nos ilumina.

“Apliquemos esta palabra a la solidaridad de nuestras obras, a nuestra responsabilidad común e individual, particularmente a nuestra conducta en las relaciones diarias”.
 
P Manuel d´Alzon
Escritos Espirituales