OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione di terze parti. Se vuoi saperne di più o prestare il consenso solo ad alcuni utilizzi clicca qui. Cliccando sul pulsante OK, o continuando la navigazione effettuando un'azione di scroll, presti il consenso all'uso di tutti i cookie.

¿Quieres ser asuncionista?

Agustinos
de la Asunción




«¡Diga 33!»

404_big.jpg

2017-05-18 - Lyon

Cuando visitamos al médico, éste puede pedirnos que digamos el número 33. Nos lo pide por una razón médica. Cuando se pronuncia 33, se trata de evaluar la transmisión de las vibraciones en los pulmones y detectar así las eventuales zonas en las que no se transmiten. Diciendo a su vez 33 el 33º Capítulo General de los Asuncionistas al final de sus tres semanas de trabajo, los capitulares se aseguran de que el cuerpo entero respira bien con sus dos pulmones e irriga el cerebro. Para ello, paso a paso y peldaño a peldaño, los diagnósticos compartidos por la Asamblea y las prescripciones al uso puestas a punto, han arrojado un estado de buena salud de la Congregación. 

La jornada del martes estuvo dedicada a la adopción –a menudo por unanimidad– del conjunto de los once textos capitulares con estatus oficial, preparados por las Comisiones y revisados y enmendados después, y los seis textos de animación. En un ir y venir regular, entre pequeños grupos y Asambleas. Votaciones acompañadas de sonoros aplausos. En cabeza, la votación del documento sobre el Carisma, considerado como la clave de bóveda de lo que pretendemos, fruto de este Vino Nuevo en la fuente del tema del 33º Capítulo. En él se dice que «la vida religiosa compartida en Asunción está llamada a ser como la zarza ardiendo que incitó a Moisés a «dar un rodeo para ver esta gran visión» (Ex 3,3).

El fuego es del fuego de Dios, que la comunidad asuncionista y los laicos que comparten su compromiso mantienen vivo con la leña de su fe, de su alegría, de sus virtudes; nos gusta el riesgo de que este fuego se propague en nuestras sociedades». Sobre esta base, se ha precisado la lista de los textos aprobados después. Empezando por los ejes apostólicos (Odres nuevos): formación, internacionalidad-interculturalidad, jóvenes y vocaciones, educación, Alianza Laicos-Religiosos, nuestros bienes, nuestros recursos, su gestión, organización comunitaria, estatutos. Y seguido, en documentos presentados como textos de animación surgidos principalmente de las secuencias de ‘world café’: obras movilizadoras, Justicia y Paz, nuevas fundaciones, Misión de Oriente, postulación, parroquias. Por último, el Capítulo se ha fijado en tres mensajes pensados para el final de los trabajos: mensajes a los hermanos y amigos laicos, a las Hermanas de la familia de la Asunción y a nuestros hermanos mayores. Buen pan para los próximos seis años.

Por otra parte, la “propuesta Antoni-Greiner”, animando al Superior General a estudiar la eventualidad de otras formas de organización comunitaria aparte de las Provincias, fue aceptada. Los capitulares se han preparado para la dispersión. Van abandonando Valpré poco a poco, con un maletín repleto de documentos.

F. Robert Migliorini, a.a.

robert.migliorini@assomption.org